RECLAMACIÓN POR DAÑOS EN PRENDAS DE ROPA PROVOCADOS POR NEGLIGENCIA DEL ESTABLECIMIENTO (RESTAURANTES, BARES…)

Uno de los percances más habituales que nos suceden cuando acudimos a cenar, tomar algo…a un local es que por causas ajenas a nosotros volvemos con una prenda menos a casa. Con esto me refiero a que un camarer@, por ejemplo, derrame la salsa de la cazuela o del plato que te está sirviendo sobre tu traje; o que al apoyarte en una mesa, ésta había sido limpiada previamente con lejía viva y no nos avisan de tal circunstancia…con la consiguiente pérdida de lo que llevas puesto.

Resulta un tema muy cotidiano, y desde Legitimum queremos explicar los cauces para reclamar por esos daños.

Evidentemente, si se mancha una camiseta de 20 euros, a lo mejor, solo a lo mejor, prefieres no darle más importancia al tema. Pero la cosa cambia si lo que se te estropea es un traje o un abrigo de un precio considerable.

Lo más rápido y lo primero que se debe hacer es hablar con el propietario o responsable y llegar a un acuerdo amistoso, en el que se haga cargo de los daños que nos han ocasionado.

Pero si el responsable no entra en razón y se niega reparar el perjuicio, podemos entablar una demanda por reclamación de daños en base a los arts. 1902 y 1903 de Código Civil:

Artículo 1902::

El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado.

– Artículo 1903:

La obligación que impone el artículo anterior es exigible, no sólo por los actos u omisiones propios, sino por los de aquellas personas de quienes se debe responder.

Por otro lado, si el local, como ocurre en la mayoría de los casos, dispone de un seguro de responsabilidad civil, los artículos 73 y siguientes de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro nos amparan en el derecho a recibir una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por el asegurado, en este caso, el dueño del restaurante o del local responsable de la negligencia, pudiendo ejercitar la acción directamente contra la aseguradora(art. 76 Ley de Contrato de Seguro).

Artículo 73 :

Por el seguro de responsabilidad civil el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado, conforme a derecho.”

“Artículo 76:

El perjudicado o sus herederos tendrán acción directa contra el asegurador para exigirle el cumplimiento de la obligación de indemnizar, sin perjuicio del derecho del asegurador a repetir contra el asegurado, en el caso de que sea debido a conducta dolosa de éste, el daño o perjuicio causado a tercero. La acción directa es inmune a las excepciones que puedan corresponder al asegurador contra el asegurado. El asegurador puede, no obstante, oponer la culpa exclusiva del perjudicado y las excepciones personales que tenga contra éste. A los efectos del ejercicio de la acción directa, el asegurado estará obligado a manifestar al tercero perjudicado o a sus herederos la existencia del contrato de seguro y su contenido.”

Lo que sí debemos tener en cuenta es que tendremos que demostrar la negligencia que ha ocasionado ese desperfecto, así como también probar el valor de los dañado, mediante factura.

Así pues, no nos quedemos solamente con el libro de reclamaciones o con una mala crítica en TripAdvisor, debemos conocer nuestros derechos y si lo deseamos…exigir responsabilidades!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *