OBTENCIÓN DE LA RESIDENCIA POR REAGRUPACIÓN FAMILIAR

Este artículo está escrito pensando en los extranjeros afincados en territorio español que tienen a sus familiares fuera, en su país de origen o en otro lugar, a los cuales echan de menos, como es lo normal, y desean poder estar juntos de nuevo y en unas mejores condiciones de las que seguramente tengan en su país. Por ello, desde aquí queremos explicar un poco por encima el procedimiento a seguir para reunir a la familia en este nuestro país.

Lo primero que hay que mencionar es la normativa a tener en cuenta, solamente a efectos ilustrativos, ya que lo importante son los pasos a dar y la documentación de la que hay que disponer.

– Directiva 2003/86/CE, de 22 de septiembre, sobre el derecho a la reagrupación familiar.

– Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (artículos del 16 al 19).

– Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, aprobado por Real Decreto 557/2011, de 20 de abril (artículos del 52 al 58).

Los requisitos que debe reunir el reagrupante, esto es, la persona que ya está viviendo en España, son los siguientes:

  • Llevar residiendo un año en territorio español y haber solicitado u obtenido la autorización de residencia para otro año más.

  • Disponer de un alojamiento adecuado y de unos medios económicos para poder mantenerse a uno mismo y a la familia que se quiera reagrupar. Los medios económicos del reagrupante, traducido a números, son para dos miembros (reagrupante y reagrupado) el 150% del IPREM, esto es 799€/mes para el año 2017, y por cada miembro adicional más, el 50% del IPREM, 266 €.

En cuanto a los requisitos para poder ser reagrupado se exige:

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del EEE o de Suiza.

  • No encontrarse irregularmente en territorio español.

  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia.

  • No tener la entrada prohibida en España y no figurar como rechazable en países con los que España tenga un convenio en tal sentido.

  • Tener seguro de asistencia sanitaria.

  • No padecer enfermedad con repercusiones para la salud pública graves según lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional de 2005.

  • No encontrarse dentro del plazo de no retorno a España.

  • Haber abonado la tasa por tramitación del procedimiento, que se devengará en el momento de admisión a trámite de la solicitud y deberá abonarse en el plazo de 10 días hábiles (modelo 790, cód.052, Ep.2.1). El precio es de 10,50 euros. La solicitud deberá presentarla el reagrupante personalmente en la Oficina de Extranjería correspondiente a su lugar de residencia.

El familiar reagrupado podrá ser:

  1. El cónyuge o la persona con la que el reagrupante mantenga una relación de afectividad análoga a la conyugal. Nunca podrá reagruparse más de un cónyuge o pareja.

    En el caso que se trate de una segunda pareja, hay que acreditar la disolución anterior y la situación de la expareja, pensiones…

    Con lo de análoga a la conyugal, en este caso debe estar inscrita en un Registro Público y no haber cancelado dicha inscripción, o cuando por cualquier medio aceptado en Derecho se pruebe la vigencia de una relación no registrada (constituida con carácter previo al inicio de la residencia del reagrupante en España).

  2. Hijos del reagrupante y del cónyuge o pareja, menores de 18 años o discapacitados y no casados. Si resulta que es hijo de uno de los cónyuges o pareja deberá ejercer en solitario la potestad o la guardia y custodia.

  3. Representados legalmente por el reagrupante, menores de dieciocho años o que tengan una discapacidad  y no sean objetivamente capaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud.

  4. Ascendientes en primer grado del reagrupante residente de larga duración o larga duración -UE, o de su cónyuge o pareja, cuando estén a su cargo, sean mayores de sesenta y cinco años o menores de 65 años cuando existan razones humanitarias que justifiquen la necesidad de autorizar la residencia en España.

En cuanto a la documentación, habrá que presentar la solicitud de autorización de residencia por reagrupación familiar en territorio español por cada uno de los familiares que se desee traer a España y cuando sea admitida, los familiares solicitarán los visados en el consulado español de su país de origen. Los documentos necesarios son los siguientes:

  1. Solicitud oficial.

  2. Copia completa y original del pasaporte, título de viaje o cédula de inscripción.

  3. Copia compulsada de la documentación que acredite la disponibilidad de medios económicos.

  4. Documentación acreditativa del parentesco, como libro de familia, certificado de matrimonio, partida de nacimiento… En caso de cónyuge o pareja, habrá que presentar una declaración jurada del reagrupante de que no reside con otra persona o en el caso de ser segundo matrimonio presentar la disolución judicial del anterior. En el caso de los hijos, cuando es de un solo progenitor, acreditar la atribución en exclusiva e la patria potestad o la guardia y custodia, o también la autorización del otro progenitor autorizando al hijo a vivir en España. Si son hijos adoptivos o con discapacidad hay que aportar la resolución donde se declare, así como también habrá que aportar la resolución en el caso de que el reagrupante sea su representante. Y en cuanto a los ascendientes, habrá que probar y acreditar que el reagrupante en el último año le ha transferido fondos o que ha soportado los gastos de sus ascendientes, así como documentación acreditativa de las razones que justifican la necesidad de autorizar la residencia en España y en su caso, documentación que acredite que concurren razones humanitarias que justifiquen la autorización.

  5. Copia de la autorización del reagrupante de residencia o de trabajo y residencia ya renovada, de la primera autorización o en trámite(resguardo).

  6. Copia del pasaporte o título de viaje del reagrupado.

  7. Documentación acreditativa de disponer de vivienda adecuada. Para ello deberá adjuntar informe expedido por el órgano competente de la Comunidad Autónoma del lugar de residencia del reagrupante. El informe podrá ser emitido por la Corporación Local cuando así se haya establecido por la Comunidad Autónomas o los resguardos.

La vigencia de autorización de la residencia del reagrupado será igual a la vigencia de autorización del reagrupante.

El plazo de resolución de la solicitud es de 45 días a partir de la entrada en el Registro. Si la Administración no dice nada, se entenderá desestimado por silencio administrativo.

Por último y no menos importante, para renovar el permiso de residencia del familiar reagrupado, se presentará la solicitud de renovación 60 días antes de su vencimiento, demostrando que se siguen teniendo medios económicos para vivir dignamente.

Para llevar a cabo estos procedimientos un tanto farragosos hay que armarse de paciencia y una vez conseguido no olvidar la renovación, para ello recomendamos poner una alarma… !!Cómo si de un despertador se tratase!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *